Compartir

10 trucos para vivir sin plástico

Sabemos que eliminar por completo el plástico en nuestro día a día puede resultar un poco difícil a veces, pero no es imposible. Por eso te hemos preparado 10 trucos para vivir sin plástico, o por lo menos reducirlo lo máximo posible.

Pero, ¿Por qué el plástico es un problema?

Porque se trata de un residuo no biodegradable, lo que quiere decir que la naturaleza no lo asimila, como ocurre con otros materiales como el papel, por ejemplo.
Algunos plásticos se pueden reciclar, de manera que se convertirá en otros objetos. Pero debes tener en cuenta que no todos los plásticos son reciclables, en este artículo puedes descubrir cuáles sí lo son y cuáles no.

¿Qué pasa con todo el plástico que no se recicla?

Por mucho que reciclemos correctamente, hay que tener en cuenta que muchos de esos plásticos “se pierden” en el proceso y desgraciadamente, acaban en la naturaleza e inundando los mares y océanos, donde se convierte en alimento para los animales marinos o en trampas de las que no pueden salir.

¿Qué puedo hacer para evitar el plástico?

Lo primero que debes tener en cuenta es que eliminar o cambiar tus hábitos de un día para otro es complicado, así que no te obsesiones y recuerda que poco a poco irás haciendo grandes progresos.

1.- A la compra sin plásticos. Lleva tus propias bolsas reutilizables de varios tamaños, así te servirán tanto para guardar toda la compra como para los alimentos que sean al peso.
2.- A granel. Siempre que sea posible, compra a granel, además de evitar el uso de plásticos innecesarios, ayudarás a no generar desperdicio de comida.
En este post te dejamos las tiendas a granel que hay en las diferentes comunidades.
Si no te es posible ir a ninguna y te toca ir a un supermercado, opta por alimentos que se vendan al peso y no vayan envasados.
3.- Pásate a los sólidos. La cosmética y los productos de higiene sólidos son una buenísima opción y tiene muchísimas ventajas. Además de evitar el uso de envases plásticos, puedes llevarlos de viaje sin problemas.
4.- Di adiós a las botellas de plástico y pásate a las reutilizables, además te mantienen la temperatura de los líquidos durante mucho tiempo.
5.- Sustituye los estropajos o esponjas sintéticas por los que están hechas con fibras vegetales.
6.- En la cocina, utensilios de bambú, madera o acero.
7.- Pásate a la copa menstrual, es la opción perfecta tanto para el medio ambiente como para tu salud.
8.- Si compras bebidas envasadas, elige siempre las que sean en vidrio.
9.- Olvídate del papel film y opta por los envoltorios vegetales reutilizables.
10.- Si comes fuera de casa, llévate tu propia comida en fiambreras de vidrio o acero, son mejores para ti y para el planeta. Completa tu set con cubiertos de madera o de acero y olvídate de los de plásticos.

Y recuerda, no hace falta que tires todo lo que tienes por casa, espera a que sea el momento de cambiar o renovar y elige la opción más sostenible y respetuosa con tu salud y con el planeta.

Publica un comentario