Compartir

Pudding de chía

Si algo bueno podemos sacar de estar tanto tiempo en casa, es que tenemos tiempo de prepararnos el desayuno y disfrutarlo.
Por eso te propongo este delicioso pudding de chía como un desayuno perfecto con el que comenzar bien el día, pero puedes tomarlo también como snack a media mañana o tarde.

Tengo que confesarte que yo le pongo chía a todo lo que puedo, ¡me encanta! y no sólo por su textura, es que tiene unos valores nutricionales buenísimos: Contiene proteínas, potasio, fibra, hierro, calcio y antioxidantes. Sí, todo eso en algo tan pequeñito.
Además, este desayuno es muy fácil y rápido de hacer, de hecho, puedes preparar varias porciones y dejarlo en la nevera para tomártelo días después (consérvalo en la nevera hasta 3 días después)

Pudding de chía

¡Vamos con la receta!

Ingredientes (para una porción):
· 125 ml de leche vegetal (yo utilizo almendras o avena, son mis favoritas)
· 4 cucharaditas pequeñas de semillas de chía (tamaño café)
· 1/2 cucharadita pequeña de canela
· Endulzante al gusto (yo suelo poner sirope de agave, no mucho)

Preparación:
1) Pon las semillas de chía sin hidratar en un recipiente.
2) Ahora, añade la leche vegetal y remueve hasta que quede bien integrada
3) Mételo en la nevera y deja que repose durante unas 8-10 horas como mínimo. (Yo lo dejo toda la noche, pero si lo quieres tomar en el mismo día, debe estar esas horas en frío como mínimo)
4) Decora con los toppings que más te gusten. En este caso, le añadí coco rallado y plátano, pero puedes ponerle cualquier fruta.

Como verás, es un desayuno que no te lleva más de 10 minutos prepararlo y está delicioso.
Si te animas a hacer la receta, etiquétanos (@theartemisbrand) para que veamos el resultado y cuéntanos cómo de bueno estaba.

Espero que te haya gustado este post tan distinto al resto.
Te espero aquí el jueves que viene.

Un abrazo,
Andrea & el equipo The Artemis.

Post a comment