Compartir

4 básicos para una limpieza bucal sin plásticos

Si has llegado a este artículo es porque seguro que te has dado cuenta de la cantidad de plásticos que se acumulan en tu baño, entre geles, champús, desodorantes, cepillo de dientes y un largo etcétera. Pero no solo los plásticos son un problema, también lo es la cantidad de sustancias tóxicas que hay en esos productos.

Por eso es tan importante tener una rutina de limpieza bucal libre de plásticos y tóxicos, ya que la boca es una de las partes más absorbentes de nuestro cuerpo, además de ser una vía de acceso directa a nuestro organismo. Pero, ¿se puede conseguir una rutina libre de plásticos y tóxicos? ¡Por supuesto! Aquí van cuatro básicos que no pueden faltar en tu baño.

Cepillo de dientes

Los cepillo de dientes de plástico son uno de esos plásticos que no se pueden reciclar y acaban en cualquier vertedero dañando el medio ambiente. ¿Sabías que un cepillo de dientes tarda aproximadamente unos 75 años en degradarse?
Ahora vamos a hacer cálculos: Si cada persona cambia su cepillo de dientes cada 3-4 meses (algo que debe hacerse porque es un producto que está continuamente en contacto con la humedad y bacterias de la boca) utiliza unos 3 o 4 cepillos al año. Si multiplicamos esto por el número de años que vive de media una persona, ¿no te parece una barbaridad la cantidad de residuo que se genera?

¿Qué alternativa existe?

Que no cunda el pánico, porque no te vamos a pedir que dejes de cepillarte los dientes, pero sí puedes optar por el cepillo de bambú. ¿Y por qué de bambú? Pues porque es una planta que crece muy deprisa y no necesita cuidados especiales, lo que hace que sea un material fácilmente renovable.
El bambú tiene propiedades antibacterianas naturales, lo que lo convierte en la elección perfecta para productos higiénicos. Además, es biodegradable, cuando quieras cambiar tu cepillo solo tienes que depositar en la basura compostable o en el contenedor orgánico el mango de bambú, las cerdas al ser de nylon deberás quitarlas y gestionarlo con residuos municipales de tu localidad.

¿Qué hago con el cepillo de plástico que ya tengo?

Lo primero es que si aún no tienes que cambiarlo, sigue usándolo hasta que llegue ese momento, no vamos a generar residuo innecesario, ¿verdad?
No pueden depositarse en el contenedor amarillo, pero eso no quiere decir que no les podamos dar otra vida. Por ejemplo, puedes encontrarle otros usos como utilizarlo para limpiar zonas pequeñas como baldosas o hasta las teclas del ordenador. Hay hasta quien lo usa para peinarse las cejas o limpiar los zapatos, ¡imaginación al poder!

¿Cómo cuido el cepillo de bambú?

Lo primero que debes hacer es lavarlo antes del primer uso.
Debes tener cuidado de no dejarlo en lugares húmedos ni mojados para que el bambú se conserve correctamente.

Dentífrico o pasta de dientes

Aunque no te lo creas, en la pasta de dientes también hay plásticos y sustancias tóxicas, que aunque no nos traguemos la pasta, a través de la mucosa oral el cuerpo puede llegar a absorber gran parte de sustancias que contiene.

¿Qué alternativa existe?

Pero como en todo, o casi todo, también hay alternativas. Lo mejor es utilizar dentífricos naturales, y si además tienen envases respetuosos con el planeta, tienes un sobresaliente 🙂
Nuestro dentífrico es 100% natural y libre de tóxicos, además su envase es una caja de cartón reciclado y reciclable.
Al ser en formato sólido, tiene un palito de madera que permite cogerlo y usarlo más cómodamente y que puedes compostar junto con el resto de residuos orgánicos.

Hilo dental

Muchísimas personas utilizan hilo dental para completar su rutina de limpieza bucal, y así eliminar restos de alimentos que se puedan quedar entre los dientes y encías. Pero, ¿sabías que la mayoría de los hilos dentales están hechos con plásticos como el teflón o el polietileno? Y ya sabemos dónde acaba ese plástico…

¿Existe alguna alternativa?
¡Claro que sí! Puedes utilizar hilo dental natural, el cual puede estar hecho de cera de abejas o de seda natural, como es el caso que tenemos, ya que queremos conseguir que todos nuestros productos sean veganos.
Además su envase es reciclable y reutilizable, si quieres, puedes comprar el recambio y volver a ponerlo en el botecito.

Limpiador lingual

En la lengua se acumulan muchísimas bacterias, por eso limpiarla correctamente es muy importante. A veces con el cepillo de dientes es suficiente, pero si quieres hacer más hincapié, puedes utilizar un limpiador lingual. Este es de acero inoxidable y muy fácil de utilizar, solo tienes que colocarlo en la parte trasera de la lengua y arrastrar suavemente hacia delante.

Esto es lo que te recomendamos si quieres conseguir una rutina de limpieza en tu boca que sea libre de plásticos y tóxicos.
Déjanos en comentarios si utilizas alguno de estos productos o si conoces alguno más.

Nos leemos la semana que viene.

Post a comment