Compartir

Guía básica de compostaje

En este artículo vamos a intentar descubrirte por qué el compostaje es tan importante para nosotros y para el planeta.

Vamos a explicártelo con un ejemplo muy sencillo: Tradicionalmente, cuando vivíamos en la naturaleza (y de ella) al consumir cualquier fruto tirábamos sus restos, como las semillas, haciendo que al suelo quede rico en nutrientes facilitando así, el nacimiento de nuevas plantas y a su vez frutos. En palabras más simples, lo que consumimos vuelve a la tierra transformándose en vida. Pero esto no quiere decir que tiremos toda la basura al suelo, y ahora verás el motivo.

Cada Español genera a lo largo del año una suma de 460 kilos de basura, y la mayoría de esa basura, termina en vertederos, por lo que gran parte de los residuos orgánicos que tiramos, terminan allí. De hecho, entre un 50 y un 70% de la composición de los vertederos es materia orgánica.

Vale, pero si antes me has dicho con el ejemplo que eso es compostaje, ¿dónde está el problema?

El problema está en que los vertederos se componen de hoyos gigantescos en los que se depositan los residuos, y al apilar tal cantidad de residuos continuamente, nunca se airean y por tanto se rompe el proceso natural de descomposición. Lo que realmente ocurre es técnicamente conocido como descomposición anaeróbica. Si acudimos rápidamente a consultar su significado teórico, esto es lo que obtenemos:

” La descomposición anaeróbica es un proceso biológico degradativo en el cual parte de la materia orgánica contenida en un sustrato es convertida en una mezcla de gases, principalmente metano (CH4) y dióxido de carbono (CO2)”

En definitiva y sin tantas palabras técnicas, lo que naturalmente es un proceso que genera vida, se convierte en un proceso de destrucción que genera gases nocivos para el medio ambiente (CO2 y metano), en concreto, el metano es el responsable de la aceleración del cambio climático, siendo incluso más perjudicial que el CO2.

Si pensamos un poco en nuestros hábitos de basura, como tiramos nuestros residuos en bolsas, estas se acaban mezclando con los residuos orgánicos y esto crea una atmósfera de conservación perfecta, de hecho, ahí va un dato terrible: Se han hecho exploraciones en vertederos en los que se han encontrado restos de comida perfectamente conservados desde hace más de 60 años, esto supone que nuestra comida se mantiene durante décadas conservada y generando metano. Sí, la misma cara se nos quedó a nosotr@s al conocer este dato.

Pero aquí viene la buena noticia, con un simple cambio en nuestro hábitos al generar y tirar basura podremos ayudar significativamente al planeta.

A continuación te dejamos una guía que te ayudará a saber que puedes compostar y que no.

Verás que algunos elementos tienen un asterisco, esto es que solo pueden ser compostados en los residuos orgánicos de tu ciudad y no de forma casera.

Te invitamos a guardar esta imagen para consultarla siempre que lo necesites y a compartirla en tus redes sociales para que todo el mundo tenga esta guía a mano.

Cuéntanos qué te ha parecido este artículo en comentarios o si ya practicas el compostaje en tu casa.
Y si lo compartes no olvides mencionarnos con el hashtag #betheartemis.
Nos vemos en las redes!

Post a comment